lunes, 21 de enero de 2019

Primer pabellón pintado

En enero por fin se ha pintado la fachada del primer pabellón; los pintores dejaron el suelo, ventanas y puertas muy manchadas y tuvimos que hacer una jornada de limpieza en la que quisieron participar todos los niños/as y los chicos/as jóvenes.
Una vez que he pasado allí unos 15 días, observando el día a día de la misión, he llegado a la conclusión y así se lo he comunicado al Aba, que el mejor aprovechamiento de este pabellón, será si lo ocupan las niñas. En la misión los niños y las niñas están separados y en el pabellón de los niños acaban de hacer unos servicios, sin embargo, las niñas tienen que compartir aseos con los ancianos y para ducharse y asearse utilizan cuatro paredes de lona azul, rota, con una banqueta en su centro, al aire libre.
Las niñas, que van desde los 6 hasta los 18 años, son las peores ubicadas ahora mismo en la misión y las menos cuidadas; por fin van al colegio,bigual que los niños, pero al regresar tienen que colaborar en la cocina, lavado de ropas etc, mientras los chicos juegan o descansan.
Ellas están entusiasmadas, no se pueden creer que en uno de los tres dormitorios tendrán cuarto de baño dentro y otro fuera pero solo para ellas, hasta con espejo. Solo queda el visto bueno de la junta directiva de S. Genet para que esto se haga realidad.
Las habitaciones han quedado de la siguiente manera:
dormitorio con dos literas
baño completo
dormitorio con dos literas y cuarto de baño dentro
dormitorio donde caben tres o cuatro literas y un armario
Oficina
Cocina
Lavandería que ahora hace de cuarto de juegos y con la TV y DVD.
Stor con materiales del segundo pabellon
Justo detrás del primer pabellón se va a comenzar la construcción del segundo, que comprenderá una habitación muy larga para bebés, otra para madres embarazadas, una pequeña cocina para preparar biberones y papillas, una sala de gateo y psicomotricidad y dos baños.
Faltan agua y luz pero se va a poner un contador de luz en breve y se va a escavar un pozo junto a los pabellones.

sábado, 18 de agosto de 2018

REGRESO AL HOGAR

Con la participación de los primeros Voluntarios, se abre un camino para que otras familias se animen a venir hasta el país de origen de sus hijos y en el "Hogar de Cielo133" se reencuentren internamente con sus orígenes pues, aunque no sea la casa de transición de la que ellos partieron, si va a contener la misma esencia y a LA MANTA DE LOS DESEOS, que ha ido pasando de casa en casa, desde Bole hasta Makanaña, quedando impregnada del día a dia de todos los niños, de sus risas, sus llantos, sus angustias y formando parte de un momento fundamental en sus vidas, como fue, EL PRIMER ENCUENTRO CON SU NUEVA FAMILIA.

Desde el 2006 hasta el 2017, a través de Cielo133, más de 500 niños etíopes, siguiendo el camino marcado en su mapa del destino, se han encontrado con sus familias españolas y junto con ellas están creciendo y encontrando una estabilidad física y emocional.Cielo133 ha sido la plataforma para que se diera el encuentro, canalizando el flujo de energía desde Etiopia hasta España.

Ahora, en el 2018, una vez terminadas las adopciones, Cielo133 quiere continuar como plataforma para que el flujo de energía continúe, pero ahora desde España hacia Etiopía y para ello es importante la estabilidad que vamos a conseguir en Debrelibanos con el Hogar de acogida.

En la construcción del hogar de Cielo133 ha tenido mucho que ver ALBA y en el equipamiento y puesta en marcha, ha tenido que ver ARSEMA. Se abre así un flujo de energía para que otros niños etíopes sientan que al regresar al Hogar de Cielo133, vuelven a su Hogar y este regreso se hace extensivo a todos los niños etíopes que viven en España, independientemente de a través de quién han llegado.

Los niños regresan ahora como Voluntarios y siempre serán bien recibidos y tendrán su lugar en el Hogar de Cielo133. En él podrán ayudar en varias tareas, a la vez que cuidarán de los bebés ingresados, recordando cuando ellos mismos eran uno de ellos y jugarán los los otros niños de la misión, recordando sus juegos y pisaran en todo momento la tierra que les vio nacer y en un lugar tan importante para los etíopes como es la ciudad Santa de Debre Libanos.

El Santo AbunaTekle Haymanot, que se reconoce por sus 6 alas y una pierna cortada, está enterrado en la basílica de Debre Libanos y en la montaña cercana está la cueva en la que vivió como un hermitaño y al agua que cae dentro de ella se le otorga propiedades curativas, por lo que continuamente es visitada por personas de todas partes, siendo muchas las que han resultado curadas de sus dolencias.

Este Santo durante su vida, según cuenta la historia, se ocupaba mucho de atender a los niños huérfanos y abandonados y por ello el Hogar de Cielo133 se está construyendo en su nombre.

Gracias Alba, gracias Arsema y gracias por anticipado a todos los niños que vais a regresar a vuestro Hogar.

Os esperamos

Equipamiento paso a paso. Primeros voluntarios en el Hogar de Cielo133. Debre Libanos

Julio 2018, primer grupo de voluntarios en el Hogar de Cielo133 en Debre Libanos.
Familia fernandez Illescas:
Pablo y Carolina. Padres
Juan, Arsema, Paula - Amara. Hijos
Víctor y Pilar. Abuelos paternos
Tía Mari y la prima Isa.

En la última foto: las Voluntarias de más edad y de menos que han participado. Ambas han tenido su función.


Muchísimas gracias.